Red Tattoo - 615 16 39 02 - 91 513 56 44 - info@red-tattoo.com
red-tattoo-piercing

Historia del piercing

El piercing no es de ninguna manera un accesorio de moda moderna. Los seres humanos han perforado sus cuerpos durante años, y por muchas razones diferentes. La momia más antigua que se ha encontrado (con casi 5.300 años de edad) tenía perforada las orejas. Creían que el diablo podía meterse a través de los oídos y solo gracias al metal que colgaba en ellos podían ahuyentarlo.

No es ningún secreto que los antiguos egipcios estaban obsesionados con la belleza, pero hasta que se encontró a la momia Otzi, los científicos no tenían idea de que también estaban interesados en las perforaciones del cuerpo. Otzi es la momia más antigua que se ha encontrado, y él vivió alrededor del 3.300 AC. La momia tenía perforaciones en las orejas de un calibre de 7-11mm.

Sin embargo, el piercing no era sólo para los ricos o para los miembros de la realeza. Muchos marineros también perforaron sus orejas y se colocaron preciosas piedras en ellos para que, cuando murieran, pudieran dárselo a sus familias como una especie de indemnización. Incluso, algunas tribus primitivas creían que tener las orejas perforadas en realidad les podrían proteger del diablo, y el metal o las gemas que se colocaban ayudaban a espantarlo.

Expansiones

En el antiguo Egipto los hombres y las mujeres sacudieron la moda de las orejas perforadas, llegando a expandir sus orificios a grandes tamaños. La gente se expandía los lóbulos de las orejas y se colocaban tapones y pendientes de aro grandes. Los indígenas de América también llevaban tapones, al igual que los mayas y los aztecas. Los incas llevaban tapones y aros grandes de oro para representan la nobleza, por lo que los españoles los apodaban “orejones” o “grandes orejas”. Otras culturas llevaban plata, marfil, e incluso tapones de color ámbar.

Piercing de nariz

Las perforaciones de la nariz alcanzaron las culturas orientales, e inicialmente fueron llevadas a zonas como la India por los emperadores Mughal. Según la cultura india, se creía que el lado izquierdo del cuerpo era femenino, y que, teniendo un anillo en la nariz en ese lado, disminuiría el dolor en el cuerpo de una mujer cuando estaba menstruando o cuando iban a dar a luz.

En ciertas zonas del norte de África y el Oriente Medio sigue siendo una costumbre para los novios dar a su novia un piercing de nariz de oro el día de su boda.

El tamaño del piercing de la nariz también es un buen indicador de clase. Un piercing grande en la nariz, con una gran cantidad de oro, representa a un hombre que es rico y que es capaz de mantener a su familia. Si la pareja termina divorciándose, la mujer puede vender su piercing para ganar dinero extra. Mientras que piercing de la nariz fue muy popular en la India, no fue sino hasta los años 1960 y 1970 que se hizo popular en los Estados Unidos, especialmente  por los hippies y punks.

Septum o piercing entre del tabique

La perforación del tabique es una muy común entre las culturas tribales. El tabique se encuentra justo debajo de la nariz, entre las dos ventanas de la nariz. Los pueblos antiguos como los aztecas, incas, mayas, perforaban sus tabique y se colgaban jades y oros para evocar sus dioses.

Personas en la India, Nepal y el Tíbet también perforan sus tabiques porque creen que podría prevenir las infecciones de la nariz.

Piercing de lengua

La perforación de la lengua es bastante delicada, pues se lleva a cabo en un área muy sensible del cuerpo, y es por eso que los antiguos aztecas y los mayas en realidad utilizaban la perforación de la lengua solo para sus rituales de sacrificio de sangre.

Los pueblos antiguos se perforaban la lengua para crear estados alterados de conciencia y aumentar el flujo sanguíneo. Ya en el siglo XX, las perforaciones en la lengua eran asociadas más a placer sexual. Según, las mujeres usan piercings en la lengua para dar mayor placer a la hora de hacer sexo oral.

Piercing en el ombligo

Aunque hoy en día estos piercings en el ombligo son bastante comunes, en el antiguo Egipto sólo el faraón era quien podía tenerlo. Incluso, cualquier otra persona que se descubriera usando uno  podía ser ejecutada.

Ya en la década de 1990, el piercing de ombligo fue un icono de la moda, usado por artistas como Christy Turlington, Madonna, y Naomi Campbell.

Historia del piercingMarisa RedTattoo
00